Por eso nos queremos cotizaciones

En AFP Capital nos preocupamos por tu tiempo porque siempre queremos agilizar los trámites de nuestros afiliados. Por eso ponemos a tu disposición tres opciones para pagar tus Cotizaciones Previsionales como Trabajador Independiente. Como se cotiza un % de los salarios, a menos trabajadores y menos salarios, menos cotizaciones. Eso nos deja una interesante reflexión: Si queremos seguir teniendo una importante seguridad social, necesitamos que siga subiendo el empleo y los salarios. En este blog queremos mostrarte una opción para hacer cotizaciones desde casa y compras para tu empresa, conocer nuevos proveedores y ver diferentes opciones de precios. En éstos días de cuarentena, seguir trabajando desde casa no es tan fácil o tan normal como muchas personas nos hacen pensar que es, por eso, tener opciones que faciliten ... La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha señalado hoy que, ante la fusión entre Caixabank y Bankia, de la que el Estado es todavía el principal accionista con más del 60% ... Queremos brindarte seguridad, por eso nosotros vamos a tu casa o lugar de tu preferencia. DESINFECTANTES ECOLÓGICOS Nuestros desinfectantes son eficaces y eficientes, eliminan toda clase de bacterias patógenas, amebas, “biofilms”, hongos, mohos, virus, etc., sin efectos secundarios. Antes, para eso también nos servía la lógica de que el certificado patronal durara tres meses, por si alguien era despedido. Pero cuál era el problema de esos tres meses, que venía el patrono pagaba ese mes y como el certificado dura tres meses y como es lo único que pedían para dar consulta ya no le pagaba los otros dos meses. El icónico catálogo de Ikea cumple 70 años. Septiembre es sinónimo de vuelta al cole y echar un ojo a la recién llegada revista que luce en todos los buzones. En cambio, y como ocurre con ... COTIZACIONES DE AUTONOMOS CODIGO CT00001 N.AFILIACION 241010***** REG.COTIZACION 0521 IMPORTE X y eso me imagino, o al menos es lo que supongo que nos pasa a todos esta primera vez y queremos aclararnos, debe ir en la casilla 0011 ? “Buscamos visibilidad global, por eso queremos salir a cotizar en Nueva York” La compañía, con una trayectoria de 25 años, alcanza máximos históricos en Bolsa gracias al impulso del Covid ... Por eso, hay países (por ejemplo Dinamarca) en los que no hay cotizaciones tal y como nosotros las entendemos; a cambio, los impuestos a los ingresos son mucho más altos.

La gran falacia del déficit de la Seguridad Social, es déficit existe porque interesa políticamente para favorecer a la Banca. La Seguridad Social es un Servicio PUBLICO no una Sociedad Mercantil (El afán de la Banca por el control del dinero de las Pensiones terminará hundiendo la economía. 3 )

2019.06.12 12:27 Jose_Mar La gran falacia del déficit de la Seguridad Social, es déficit existe porque interesa políticamente para favorecer a la Banca. La Seguridad Social es un Servicio PUBLICO no una Sociedad Mercantil (El afán de la Banca por el control del dinero de las Pensiones terminará hundiendo la economía. 3 )

Siguiendo con lo que decía en estos hilos:
https://www.reddit.com/podemos/comments/bzahnp/los_planes_privados_de_jubilaci%C3%B3n_y_pensiones/
https://www.reddit.com/podemos/comments/byiowy/el_af%C3%A1n_de_la_banca_por_el_control_del_dinero_de/
Ya en el año 1995 cuando se firmó el Pacto de Toledo se sabía cual sería el desarrollo poblacional futuro. Sabían que la Seguridad Social necesitaría a medio plazo un aporte extra de fondos para ir incrementando anualmente el fondo de reserva. Todos los partidos, a excepción de IU, se negaron en redondo argumentando que la Seguridad Social debería ser autofinanciada.
Entonces como ahora, la política elaboraba leyes al dictado de la Banca. Sabían que de esta forma justificaban los recortes futuros de Derechos y Prestaciones pagados por todos durante toda la vida laboral. El Gran Latrocinio estaba ya diseñado.
Pero no les bastó con eso, el PP financió la deuda pública en parte con el fondo de reserva de la Seguridad Social y todos sabemos que tanto el Ppsoe como el PP aportaron fondos públicos a la Banca para evitar su quiebra y el Rescate Bancario se paga con el dinero público. Dicho de otra forma: Una parte del rescate Bancario se pagó con el dinero de las pensiones.
Como dije en el titular, el Déficit es una falacia. De la misma forma que la Educación o las Fuerzas Armadas no tienen porqué dar beneficio, pues no son Sociedades Mercantiles, la Seguridad Social tampoco tiene que hacerlo. Simplemente se financia con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.
Todo este cuento para justificar que el dinero aportado se disuelva en el aire y la Banca controle el sistema con los planes privados. Insisto, si queremos ver el futuro no olvidemos las Preferentes.
Obviamente el Estado, Seguridad Social incluida, se debe financiar en base a cotizaciones e impuestos y no con deuda pública.
La financiación del Estado es otro gran lastre que se arrastra desde aquella época ¿Nos suenan las SICAV? El gran invento del Ppsoe para que los ricos no pagasen impuestos, Fondos de inversión, capital riesgo, amnistías fiscales, fraude fiscal y laboral, evasión, deducciones a la especulación (P,.ej el ladrillo), paraísos fiscales camuflados en la UE...
Todos conocemos las corruptelas de la política, todavía siguen coleando los escándalos de los años de vacas gordas. La crisis simplemente ha destapado las miserias del tinglado que en aquella época solo unos pocos vimos.
IU, con sus virtudes y defectos, fueron los únicos que denunciaron el problema, frente a las burlas del amo del Ppsoe y la indiferencia de un pueblo aborregado por las luces de los años del pelotazo.
A pesar de todo la solución está disponible, solo depende de tener el valor defender los intereses del pueblo frente a la Banca y obligar a la Banca a pagar lo que nunca ha pagado.
submitted by Jose_Mar to podemos [link] [comments]


2018.12.04 18:28 alforo_ En Francia muestran el camino Los "Chalecos Amarillos" dan una lección a la izquierda parlamentarista y a los sindicatos

La imaginación al poder
por Luis Casado, editor de la revista Politika
Una dama de una edad cierta, aprovecha el micrófono que le tiende un periodista y blandiendo un cartel declara: «Estoy indignada. Eso dice mi pancarta. ¡Indignada!». Es la primera vez de su vida –como muchos otros– que sale a la calle a manifestar. Los jubilados son legión entre los chalecos amarillos que bloquean las calles y rutas de Francia. Uno de ellos, en Marsella, opina: «Hace 40 años que nos aprietan el cinturón, que reducen las pensiones, que aumentan los impuestos, y ahora ya basta. Se terminó».
Los medios sacan cuentas interesadas y aseguran, cifras en mano, que cada vez menos franceses manifiestan en las calles. No obstante, las imágenes muestran exactamente lo contrario. La TV, al servicio de los propietarios de los canales, muestra escenas de violencia. Solo escenas de violencia. Sin embargo la inmensa mayoría de las manifestaciones son pacíficas, y la última encuesta señala que un 84% de la población apoya el movimiento.
El ministro del Interior –un socialista pasado a la derecha, en fin, un socialista– denuncia el extremismo de izquierda y de derecha. Otro ministro del pinche Gobierno declara que los manifestantes son «hordas pardas», evocando así el nazismo. Sin embargo se trata de un movimiento espontáneo, de envergadura nacional, cuyos manifestantes no admiten ser asimilados a ninguna organización política. Los opinólogos, que en estos días portan pañales, estiman que ello revela la crisis de representatividad de los partidos políticos.
¿Qué reivindican los chalecos amarillos? Si el aumento del precio de los carburantes fue la chispa que encendió la pradera, las reivindicaciones, diversas y variadas, pueden resumirse en una sola: «Queremos poder vivir del salario que ganamos».
Simple y complejo a la vez. Francia es el país de la Unión Europea cuyo Estado colecta más impuestos, tasas y cotizaciones: casi el 50% del PIB. Sin embargo, los servicios públicos desaparecen, se hacen escasos, caros y de mala calidad, allí donde fueron abundantes, gratuitos y los mejores del mundo.
¿Adónde va el dinero de nuestros impuestos? es una pregunta frecuente en boca de los chalecos amarillos. Al mismo tiempo, Francia es el país que más dividendos distribuye entre los accionistas de las grandes empresas: otro récord. Los salarios de los «grandes patrones» se cuentan en millones de euros al año, sin contar las stock-options, las jubilaciones de privilegio, los millonarios seguros de desempleo, aviones privados, lujosas residencias y otros caramelos que los altos «ejecutivos» se autoasignan con la generosidad que conviene a quienes pagan con dinero ajeno.
Carlos Ghosn, presidente del grupo Renault-Nissan-Mitsubishi, personifica –muy a su pesar– el abuso.
Hasta hace un par de semanas declaraba que los obreros de Renault ganan demasiado. Él mismo percibe 18 millones de euros al año. Una miseria a sus ojos, lo que le llevó a defraudar al Fisco japonés, pagarse algunas propiedades inmobiliarias en los EEUU con dinero de la empresa, amén de otras indelicadezas. Entre ellas el avión privado del cual le sacó la policía japonesa para meterlo en prisión, donde está ahora, acusado de una larga lista de delitos fiscales.
El servicio de impuestos nipón, algo más eficiente que su homólogo chileno, llevaba largos meses investigando a Nissan. Los ejecutivos de la empresa delataron a Ghosn para librarse, así sea parcialmente, de las duras penas de prisión que les esperan. La Justicia japonesa no acostumbra, como la chilena, condenar a penas de libertad a los delincuentes de cuello y corbata. Ghosn, nombrado en su cargo con el aval del Gobierno francés –accionista de Renault–, omitió declarar 40 millones de euros de ingresos. Un ‘olvido’, a menos que no se trate de un ‘error’.
De modo que la cuestión de fondo es la distribución de la riqueza creada con el esfuerzo de todos. Ningún chaleco amarillo quiere bonos, ni ayudas, ni subsidios. Solo poder vivir dignamente del salario ganado honestamente. O de la pensión obtenida al cabo de más de 40 años de dura labor. Eso exige aumentar salarios y pensiones. Dotar los servicios públicos de los presupuestos que reclaman en vano desde hace décadas.
¿Y la competitividad? ¿Y el equilibrio presupuestario? ¿Y la deuda soberana?
Los chalecos amarillos sugieren cobrarle impuestos a quienes acumulan fortunas obscenas gracias al trabajo de millones de asalariados y que, ocultándose en los paraísos fiscales, pagan menos impuestos que la señora Juanita. Lo que cuesta caro en Francia no es el trabajo: es el capital, remunerado a tasas escandalosas. Las grandes fortunas crecieron, en el año 2017, en un 20%. ¡Un 20 %!
¿Cuánto suma el fraude fiscal cada año en Francia? € 70.000 millones. Setenta mil millones de euros. Jean-Claude Juncker, actual presidente de la Unión Europea, durante 30 años ministro de Finanzas y primer ministro de Luxemburgo, confesó haber organizado el fraude fiscal de cientos de multinacionales, sustrayendo de los presupuestos de los países de la Unión Europea más de dos billones de euros… Dos millones de millones de euros…
Pierre Perret, un muy popular compositor galo, el rostro triste, decía en la TV: «Hay que apoyarles. Ya no pueden más. Sólo comen fideos cada día. No pueden salir ni a visitar a su familia».
Cuando en el año 1789 las mujeres de los barrios pobres de París salieron a la calle porque ya no tenían pan con qué alimentar a su prole, la reina Marie-Antoinette exclamó divertida: «¿No tienen pan? ¡Pues que coman bollos!»
Algunos días más tarde esas mujeres vinieron a buscarla a Versalles. El resto es historia conocida.
En un esfuerzo gigantesco los sans-culotte hicieron posible que la imaginación llegase al poder. Y con su sang impur regaron los surcos de Francia para liberarla de la opresión de las monarquías.
1789, 1830, 1848, 1871, 1968… Algunos esperaban mayo de 2018.
Será diciembre. https://kritica.info/en-francia-muestran-el-camino/
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2016.11.03 10:51 EDUARDOMOLINA Iñigo Errejón: La investidura de Rajoy con el apoyo del PSOE vuela los puentes del bipartidismo en España. Hoy en Ferraz, están firmando una rendición al Partido Popular y han puesto a un señor muy adecuado para ello como es el señor Blanco, que ha vuelto para regenerar al PSOE.

http://iniciativadebate.org/2016/11/02/la-investidura-de-rajoy-con-el-apoyo-del-psoe-vuela-los-puentes-del-bipartidismo-en-espana/
"Gracias a las compañeras y a los compañeros que han organizado el acto y que llevan tanto tiempo empeñándose en que devolvamos una parte de lo que es de la sociedad a la sociedad en forma de nuestros salarios públicos, en forma de nuestras iniciativas y de nuestras horas. Gracias a todos los que habéis venido en una mañana lluviosa.
Gracias en particular a los compañeros y a las camareras de hotel que están luchando en el telemarking por acompañarnos y sobre todo por recordarnos cuáles son las discusiones que tiene que tener Podemos.
La discusión de Podemos es sobre qué futuro queremos
Es absurdo que frente situaciones como las que estamos viendo en las que lo único que se les ocurre a los de arriba es retrotraernos a la Edad Media y a condiciones de trabajo feudales, que nosotros caigamos en la trampa de los adversarios de Podemos que quieren a Podemos encerrado hablando de sí mismo. Una fuerza política patriótica y popular que sea capaz de serle útil a su gente es una fuerza política que tiene que hablar de por qué hay cada vez más miedo en los lugares de trabajo. Que tiene que hablar de por qué es imposible que los salarios cada vez más bajos de los nietos sostengan las pensiones de los abuelos. Es una fuerza política que tiene que estar hablando de lo que está pasando hoy en Ferraz (1) y de cómo eso modifica el sistema político de nuestro país. Es una fuerza política que tiene que estar discutiendo desde ya qué gobierno nace si Rajoy finalmente el próximo domingo es investido y cómo somos la oposición más útil a ese gobierno.
Gracias compañeros y compañeras por estar aquí y por acompañarnos también porque a nosotros nos recuerda que lo más importante siempre está fuera y que cada vez que los adversarios de Podemos nos obligan a elegir y nos ponen un debate falso tenemos que salir de esos debates y tenemos que ser capaces de salir y de esquivarlos. Cuando nos intenten decir si instituciones o calle, les decimos que las dos y ser útiles a nuestro pueblo. Cuando nos digan si más ásperos o más suaves les decimos que las dos y que más útiles a nuestro pueblo. Cada vez que los adversarios de Podemos nos plantean un debate no es para elegir uno de los dos términos, es para saber que los dos términos son los términos de la derrota porque por eso nos lo plantean los editoriales de El País, porque los dos términos son términos de derrota y nosotros tenemos que salir de esas discusiones y tenemos que sacar las discusiones que tienen que ver con las condiciones de vida de nuestra gente. Tenemos que tener las discusiones que tienen que ver con el futuro que somos capaces de alumbrar para nuestro país, tenemos que ver las discusiones que tienen que ver con cómo devolvemos la ilusión a una buena parte de gente a la que se le volvió a calentar el alma desde el 15M del 2011 y que ahora, un tiempito después, hoy se está planteando si hay que volver a resignarse. Toda esa gente que hoy no sabe si hoy hay que volver a la tristeza.
La rendición del PSOE al Partido Popular
Hoy en Ferraz, en la sede del Partido Socialista, están discutiendo, más bien diría, están firmando una rendición al Partido Popular. Para ponerla, para firmar esa rendición han puesto a un señor muy adecuado para firmar rendiciones como es el señor Pepe Blanco (2), que ha vuelto para regenerar al Partido Socialista y para firmarle la rendición a Mariano Rajoy. Pero que nadie se equivoque. Esto que ha sucedido no es una señal de fortaleza, es una señal de extrema debilidad. Las élites políticas en nuestro país antes se bastaban para mandar alternándose primero unas y luego otras. Ahora sólo mandan si van juntos. Eso no es que sean más fuertes, eso es que son más débiles. Y esa debilidad es una debilidad que la hemos labrado nosotros. Nosotros les hemos hecho que hoy sólo hay posibilidad de que revalide el PP si es tomando al Partido Socialista como rehén. Eso es extraordinariamente grave. Eso es extraordinariamente grave para la gente, para la gente humilde, para la gente trabajadora que confiaba sus ilusiones en el Partido Socialista. Eso es extraordinariamente grave porque en cualquier otro país de Europa, el partido que está sentado en el banquillo de los acusados de la Gürtel (3) no recibiría el apoyo ni por activa ni por pasiva de ningún otro partido político. Pero eso también es una demostración de debilidad de los que mandan en España.
El objetivo del Partido Popular es la derrota moral y cultural del pueblo
Que nadie se equivoque. El Partido Popular es muy dado a las bravatas, y el Partido Popular necesita derrotar moral y culturalmente a nuestro pueblo para volver a poner en marcha la máquina de los recortes y para volver a poner en marcha la máquina de la trituradora, del retroceso de los derechos civiles y del retroceso de los derechos democráticos. Y por tanto, nosotros tenemos que ser una fuerza política capaz de explicar en qué situación estamos. Y la situación en la que estamos es que desde el 15M del 2011 hasta aquí el Partido Popular ha perdido 4 millones de votos. No son suficientes, pero se ha dejado 4 millones de votos. La situaciones en la que estamos es que desde las elecciones del 20 de diciembre el Partido Socialista se vio en la disyuntiva de tener que elegir entre un gobierno con el Partido Popular o un gobierno con nosotros, y esa decisión le ha desgarrado. La situación en la que estamos es que el Partido Popular sólo es capaz de gobernar comprando tiempo, esto es, volando todos los puentes para la alternancia. Mariano Rajoy es muy posible que el próximo domingo salga elegido presidente del gobierno, pero al otro lado de Mariano Rajoy ya no hay una fuerza política de alternancia que va a pactar con él en todo. Al otro lado de Mariano Rajoy estamos nosotros, que si lo hacemos bien, si no caemos en falsos debates, somos la posibilidad de la alternativa política.
El gobierno de Rajoy nace débil y será de corta duración
Y por tanto hay que explicar a toda esa gente que se ilusionó, a toda esa gente que venía a los mítines y que se le escapaba una lágrima, a la gente que volvió a recuperar la pasión por la política que la había perdido hace 20, hace 30, o hace 40 años porque le derrotaron muchas veces, pero también a la gente que nunca la había tenido, y que se extrañaba porque salía de un acto y decía: qué cosa más rara que en un acto se me ponga la piel de gallina, que yo me emocione, que yo sienta que esta gente es mi gente aunque no les conozca, a toda esa gente hay que explicarle –lo decíamos ya en la Plaza de Reina Sofía, en la Plaza del Guernica- el día 26 de junio después de las elecciones. Hace falta un esfuerzo más y a toda la gente que pueda estar desilusionada hay que decirles que este gobierno nace débil y nace de corto recorrido.
El gobierno de Mariano Rajoy que puede salir elegido gracias a la rendición del Partido Socialista no tiene agenda territorial, no tiene agenda social y económica, no tiene agenda democrática, no tiene ninguna respuesta frente los problemas de nuestro país más que nos rindamos y tiremos la toalla. Pero tampoco tiene mayoría en la calle ni tiene mayoría en el parlamento. Es un gobierno que nace débil, que nace de corto recorrido, y que cada vez que le quiera meter el siguiente hachazo a las pensiones, el siguiente hachazo a los derechos sociales, el siguiente hachazo a las condiciones de trabajo de los trabajadores del sector público, tiene en frente, si cada uno hace su tarea, si nosotros tenemos la capacidad de ser una fuerza dirigente, tiene enfrente números para una mayoría alternativa en el parlamento, tiene enfrente números para una mayoría alternativa en la calle, tiene enfrente números para una mayoría que le diga a la gente que no hay que tirar la toalla.
Estamos a la mitad de un proceso de cambio histórico. Para nosotros ha pasado mucho tiempo porque en estos años se nos ha ido no una, sino dos vidas enteras, pero en realidad es muy poquito tiempo el que ha pasado desde el 2011, hace apenas cinco años desde entonces, estamos a la mitad del camino. Es verdad que revalida un gobierno cruel con su pueblo, que revalida un gobierno antipatriótico, que revalida un gobierno corrupto y que revalida un gobierno que no tiene ninguna solución económica más que endeudarnos y recortar a los de abajo. Pero hay que repetir esto una y mil veces: es un gobierno débil, es un gobierno que insulta y que lanza bravatas porque es un gobierno débil. Es un gobierno que no tiene los números, es un gobierno que tiene que elegir permanentemente. Para sacar las cosas tiene que abrazar al Partido Socialista y si no las saca, le tiramos los proyectos hacia atrás. Es un gobierno que ha comprado tiempo, ha comprado orden para el próximo año, para los próximos dos años, pero al otro lado sólo hay la posibilidad de una alternativa popular, patriótica y democrática para el conjunto de los españoles.
Rajoy no tiene un proyecto de país. Podemos sí
Y ésas son en definitiva las discusiones, por ahí tienen que ir las discusiones que nosotros tenemos que tener. Nosotros tenemos que estar demostrando ya –lo hemos repetido muchas veces- tenemos que estar demostrando ya en todos los lugares en los que estamos qué es eso de ser una fuerza dirigente antes de gobernante. Cómo puede ser eso. Si todavía no somos mayoría, si representamos solo –digo solo entre comillas- a cinco millones de españoles, cómo podemos ser una fuerza dirigente de nuestro país. Podemos ser una fuerza dirigente de nuestro país porque los que nos mandan no tienen ningún proyecto de futuro. Y por tanto nosotros podemos anticipar un proyecto de la España que viene, de una España que ya es posible, que cuida de su gente y que no la maltrata, incluso si todavía no tenemos el poder para llevarlo a cabo en las instituciones donde estamos, aunque en algunas sí, como en los ayuntamientos del cambio.
El señor Mariano Rajoy en su primera investidura fallida vino al parlamento a no decirnos nada, vino al parlamento básicamente a pedirnos que nos rindiéramos, vino al parlamento a no ofrecer nada, no propuso ninguna idea nueva hacia el futuro, no dijo cómo iba a solucionar algunos de los retos más importantes que tenemos como país. No pronunció nada que tuviera que ver con las condiciones de vida de los españoles, no ofreció nada que fuera capaz de seducir, de convencer o de persuadir a gente que previamente no lo hubiera votado. El señor Mariano Rajoy en realidad vino al parlamento como el representante de una fuerza política en retroceso, una fuerza política que todavía gobierna, una fuerza política que tiene más votos que nosotros, sí, es profundamente legítimo, pero una fuerza política que no tiene ningún futuro que ofrecerle a los españoles más que la resignación, el miedo y la espera. Y por tanto nosotros tenemos que demostrar ya en todos los espacios políticos en los que estamos, en las instituciones, en las asociaciones vecinales, en el territorio, en el trabajo cultural, en el trabajo intelectual, que hay otra alternativa, que las cosas se pueden hacer de otra forma.
Si para algo sirven nuestras capitales del cambio conquistadas gracias al esfuerzo y a la ilusión de la gente, es para demostrarle a la gente que las mentiras de los poderosos tienen las patas muy cortas. Os acordáis de todas las recetas que decían que si había alcaldías del cambio nuestras ciudades colapsaban y nuestras ciudades se hundían. Y hoy tenemos ciudades que aminoran su deuda, que suben el gasto social, que protegen los servicios municipales y los municipalizan, que cuidan de su gente, que cuando se maltrata a los internos de un CIE (4), van a las puertas de un CIE a decir esa gente también son nuestros representados, que se ponen de lado de los conflictos laborales, y de los trabajadores y de la gente que más lo necesita. Hoy como madrileñas y madrileños y esto llevaba sin pasarnos desde hace un cuarto de siglo, podemos decir que estamos profundamente orgullosos de ser madrileños, que estamos profundamente orgullosos de ser madrileñas, de nuestra alcaldía de cambio, de nuestros representantes, que es nuestro ayuntamiento y que lo vamos a defender. Eso yo no lo he visto nunca, no lo he conocido nunca y algunos de quienes estáis aquí llevabais muchísimo tiempo sin decir que eso podía ser posible, que eso nos podía suceder. Nosotros ya podemos anticipar el país que viene, tenemos la capacidad de ser una fuerza política que marca el rumbo de cómo podrían ser las cosas.
El debate sobre las pensiones será uno de los más importantes
Se va a abrir dentro de poco el debate de las pensiones que seguramente es uno de los debates políticos más importantes que se va a abrir en esta legislatura que yo creo que va a ser una legislatura corta. Y el Partido Popular y Ciudadanos nos van a decir que no son sostenibles las pensiones porque tenemos una pirámide demográfica que hace que tengamos mucha gente mayor y muy poca gente trabajando. Y nosotros tenemos la capacidad de abrir esa discusión y de decirles: son ustedes unos caradura. Recortan con una mano las pensiones y con la otra mano se forran en los fondos de inversiones privados de las pensiones. Son ustedes unos caradura también porque primero han machacado las condiciones de trabajo de los nietos y después con salarios de miseria, con condiciones laborales que no se conocían hace tres o hace cuatro décadas después dicen que con esas cotizaciones a la seguridad social no se puede sostener las pensiones. Claro que no, porque primero ustedes las han machacado con la reforma laboral del Partido Popular y antes con la reforma laboral del Partido Socialista.
Pero hoy en España y es importante decirlo para levantar la moral, hay fuerza en las instituciones y hay fuerza en la calle para echarlas abajo. Hay fuerza ya en nuestro país para obligarle a este gobierno a corregir el rumbo, o si no a que sea un gobierno de corto recorrido. Y lo recuerdo una vez más, al acabar este gobierno, del otro lado no hay nada. Las élites han conseguido gobierno, pero a cambio han mutilado el bipartidismo. Eso significa que han comprado tiempo, pero eso significa que cuando se le acabe la corta legislatura a este gobierno, si hemos hecho los deberes, si hemos trabajado, si hemos sembrado movimiento popular, si hemos demostrado que somos útiles en el mientras tanto a nuestro pueblo, no el día que llegue el juicio final de la revolución, ya, mañana, este lunes, si somos capaces de demostrar que somos útiles, al otro lado del gobierno débil y antipopular de Rajoy sólo hay la alternativa del cambio político.
La mayor ilusión de la casta es una democracia sin pueblo
Y eso tiene que ver con una parte de lo que presentamos hoy, pero tiene que ver también, es verdad, con una discusión que tenemos, que es una discusión en marcha. Hace ya casi un año y medio en la primera universidad de verano de Podemos hablábamos de la necesidad de la máquina de guerra electoral al movimiento popular. Y el movimiento popular no es sólo contar con los compañeros más aguerridos, más experimentados o que llevan más tiempo organizados, ni siquiera sólo contar con la gente que protesta más, que ya está organizada, que ya tiene más conciencia política o que lleva más tiempo en esto.
La construcción de movimiento popular para nosotros tiene que ver fundamentalmente con la idea de construirnos como pueblo. Construirnos como pueblo significa asumir en primer lugar que en España durante mucho tiempo la mayor ilusión de los que mandan, y es una ilusión en toda Europa, es que pueda haber una democracia sin pueblo. La mayor ilusión de los que mandan es que podía haber una democracia de consumidores y trabajadores asustados, que ejercen su soberanía una vez cada cuatro años y el resto del tiempo se vuelven a casa y tienen miedo de los demás y tienen miedo de los diferentes y sobre todo le tienen pánico a los de arriba y por tanto están dispuestos a firmarles cualquier cheque en blanco a los privilegios de los señoritos. La idea de una democracia sin pueblo es que nosotros podemos estar permanentemente tristes, permanentemente derrotados, sin espacios de socialización, sin espacios en los que nos transmitamos nuestras historias, nos contemos cuántas veces hemos ganado en el pasado, cuántas veces nos han derrotado, por qué nos han derrotado, por qué esta vez podemos ganar, por qué no tenemos que cometer los fallos que cometieron otros antes de nosotros.
La idea de que pueda haber una democracia sin pueblo es la idea fundamental de que pueden gobernarnos como si fuéramos un conjunto disperso de personas asustadas que han entendido que ya en nuestro país no queda ninguna esperanza que no sea el sálvese quien pueda. Y que no sea trepar, pisar al de al lado e intentar que me salve yo, asumir que no tenemos solución como país, que no tenemos salvación colectiva como pueblo. Que aquí sólo se salvan algunos y que a los demás les va a tocar sufrimiento por mucho tiempo y les va a tocar resignación. Podemos nació precisamente impugnando esta idea, no es que haya algunos que se pueden salvar, es que sólo nos salvamos juntos. Nuestro país sí tiene solución, pero la solución para nuestro país es su pueblo. La solución para nuestro país es que la gente decente, es que la gente trabajadora se junte, se de la mano y diga que hay posibilidades de un futuro mejor, que de ésta sólo salimos si salimos juntos. Y eso tiene que ver fundamentalmente con una tarea principal que tienen los dirigentes, que tienen los círculos, que tienen los compañeros de Podemos.
Nuestra tarea es revitalizar la mística, la épica y el orgullo de la militancia
El otro día decía en una charla que nosotros tenemos que volver a poner la militancia de moda. Y creo que es una de las cosas más importantes que tenemos ante nosotros. Tenemos que volver a revitalizar la mística, la épica y el orgullo de militar por un proyecto que construye un país mejor y de decirles a nuestros vecinos, a nuestros compañeros de trabajo, a nuestros amigos, si yo milito, yo soy un militante del cambio político, yo me dejo las horas, yo me dejo la piel, yo me dejo la salud para tener un país mejor, estoy profundamente orgulloso de formar parte desde ya de la gente que está construyendo una España a la altura de las necesidades de los españoles.
Pero para esto, compañeras, para esto hay que formar dirigentes, y un dirigente no es un señor al que le ponen un rótulo en la televisión ni es un señor que tiene un nombre rimbombante o que tiene treintaicinco nombres cada vez que se le presenta. Un dirigente es ese compañero o esa compañera que cuando no sabemos adónde hay que ir propone un rumbo. Un dirigente es ese compañero que cuando estamos tristes en la reunión del círculo o en el consejo ciudadano porque va a revalidar Rajoy, dice: Tranquilos, tranquilos, hay que pensar más, levantar la mirada, no discutir siempre hacia adentro. Es ese compañero que sabe dar moral. Es ese compañero que sabe hacer equipos, que sabe repartir tareas, que sabe integrar a gente que piensa diferente pero que quiere caminar junta. Un dirigente es ese compañero capaz de multiplicarse. Lo he dicho muchas veces, es ese compañero que tiene la capacidad de decir: yo en algún momento dado me cansaré porque todos nos cansamos, pero para cuando me canse detrás mío vienen tres, o vienen cinco que son más listos, más generosos, más capaces. Un dirigente es un compañero capaz de multiplicarse, de enraizarse en el territorio y de decirle a los vecinos: hayas votado lo que hayas votado, hayas confiado en quien hayas confiado, hayas metido la papeleta que hayas metido en las urnas, que eso al final no es lo único importante, hayas apostado por lo que hayas apostado, yo tengo la obligación de demostrar responsabilidad y de demostrar que hay una alternativa.
Y esa responsabilidad no sólo se manifiesta en los momentos fáciles. Era más fácil manifestar el 31 de enero en la marcha del cambio cuando abarrotábamos Sol y todas las calles adyacentes. Ahí era más fácil ser dirigente. Cuando hay que demostrar la capacidad de ser dirigente con cargo sin cargo es lo de menos, es ahora. En el momento en que Rajoy pueda ser reelegido por la rendición histórica del Partido Socialista, va a intentar sembrar la tristeza, va a intentar que cunda el desánimo y la resignación y que nuestra gente diga: de qué ha servido, tanto tiempo de qué ha servido… Y viene el dirigente y dice: ¿de qué ha servido? Ha servido para Ada Colau, ha servido para “Kichi” en Cádiz, ha servido para Manuela en Madrid, ha servido para los cinco millones en el parlamento, ha servido porque le podemos echar atrás la ley Montoro (5), la ley mordaza (6) y al ministro de interior que se dedica a espiar a los rivales políticos; ha servido porque estamos a la mitad del camino y vamos a recorrer el resto del camino formando dirigentes, multiplicándonos en el territorio, siendo útiles para nuestro pueblo, y claro que sí, construyendo una mayoría popular nueva con los que están, con los que no se han cansado, con los que hoy dudan si estar tristes y por supuesto con los que faltan. Para decirle a tanta gente que lleva tanto tiempo sufriendo, que lleva tanto tiempo resignada, que lleva tanto tiempo harta de estar harta, que sí se puede. Que los señoritos, que los de arriba, no tienen ningún proyecto para España más que nuestra puesta de rodilla, la puesta de rodillas de nuestra soberanía nacional, el retroceso en las condiciones de trabajo de las mayorías sociales y un estallido de tristeza, de retroceso y de resignación para la mayor parte de nuestra ciudadanía.
Cuando los de arriba no tienen ningún proyecto para su país y los de abajo enarbolan como banderas ideas de sentido común, ha llegado la hora de su pueblo, ha llegado la hora de su patria, ha llegado la hora de su gente.
Vamos, que se puede."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.08.04 21:36 Suecotero Discusión seria: Carta de AFP habitat y su impacto en el debate de las AFP.

Texto original:
Estimado N.N.
Como es de su conocimiento, en el último tiempo se percibe un malestar ciudadano respecto de las pensiones y del rol de las AFP, que ciertos grupos han exacerbado, muchas veces con verdades a medias, cifras tergiversadas o lisa y llanamente falsas, con el objeto de buscar reformas al sistema previsional que no son sostenibles en el tiempo. Observamos con preocupación que gran parte de los discursos que intentan ser instalados obedecen a conceptos ideologizados e intereses particulares, que sin duda no son beneficiosos para la gran mayoría de los chilenos, especialmente para la clase media ni para los más jóvenes.
Dado este escenario es que nos parece oportuno dirigirnos a usted con el único objetivo de entregarle información responsable, de manera que pueda contar con antecedentes para comprender el sistema, identificar cuáles son los mitos, como también las falsedades y sus verdades indesmentibles. Tenemos claridad en que esta carta es extensa, pero el tema es muy relevante como para que los afiliados al sistema se mantengan al margen, por lo mismo intentaremos ser lo más simple posible.
Sistema Antiguo (Reparto)
Es importante recordar cómo era la situación previsional hace 40 años. El sistema previsional existente en Chile hasta antes de 1981 contaba con 35 cajas de previsión cuya normativa estaba distribuida en más de 600 cuerpos legales y alrededor de 150 regímenes previsionales distintos que respondían a solicitudes de diferentes grupos de presión, pero que para la gran mayoría no otorgaba una protección mínima. Algunas características de ese sistema se prestaban para que se cometieran abusos; entre ellos el más común consistía en conseguir un aumento en el sueldo en los últimos meses que permitía mejorar el cálculo para determinar la pensión, que hoy hemos visto se sigue haciendo en algunas entidades que mantienen este sistema.
Es así como en el año 1968, el presidente Frei Montalva presentó un proyecto de ley para terminar con el sistema de reparto. En su mensaje Frei decía “el esfuerzo que hace Chile se malogra por el pago de beneficios previsionales, de privilegios irritantes” y agregaba “se ha permitido la selección de grupos, normalmente de más altos ingresos, los que se han reunido o permanecen reunidos, justamente para repartirse entre ellos mejores beneficios previsionales, con grave detrimento o perjuicio de la solidaridad nacional y de las efectivas necesidades de los más desvalidos y pobres”. Sin embargo, esa ley no fue aprobada por el congreso, que gozaba en esa época de un sistema de pensiones especialmente privilegiado.
Hay muchas cosas que no debemos pasar por alto respecto del antiguo sistema, dentro de las cuales podemos recordar que la gran mayoría de los chilenos cotizaba más del 20% de su sueldo, (el doble de lo que se cotiza hoy) y sólo recibían pensión quienes cotizaban por más de 15 años. Quienes no lograban ese número, simplemente no tenían derecho a recibir pensión alguna, lo que se traducía en que más del 50% de los trabajadores chilenos no lograba alcanzar el período mínimo de cotización, quedando sin pensión y sin derecho a recibir de vuelta el 20% de sus remuneraciones que había ahorrado. De hecho, ese ahorro ya no existía pues se había usado para pagar las pensiones de quienes ya estaban jubilados. El sistema de reparto no es viable para Chile porque el envejecimiento de la población y la disminución en el número de hijos hacen que el sistema de reparto no se pueda mantener en el largo plazo ya que no tendremos una base de trabajadores suficiente para soportar las pensiones de los pensionados. De hecho, según el INE en 1980 habían 7 chilenos entre 18 y 65 años por cada mayor de 65, hoy hay menos de 5 y en el año 2050, sólo serán 2,1. Es decir que para pagar una pensión a los mayores de 65 años, equivalente por ejemplo, al 70% del sueldo, cada chileno activo debería entregar el 35% de su sueldo. Sin duda, esta no es la carga que queremos dejar a nuestros hijos.
Sistema Actual (Mixto)
A partir de la reforma del año 2008 impulsada por el primer gobierno de Michelle Bachelet, se modificó el sistema de pensiones de capitalización individual para convertirse en uno mixto en base a los mismos pilares que hoy parte de la ciudadanía exige como indispensables para legitimarse ante todo un país. Esos tres pilares son el solidario, el contributivo y el voluntario:
El pilar solidario permite un nivel básico de protección a aquellos que durante su vida laboral, por las más diversas razones, no realizaron suficientes cotizaciones para autofinanciar una pensión. En la medida que el país pueda financiarlo, ese pilar debiera aumentar en monto y cobertura. Su financiamiento debe venir del presupuesto general de la nación, es decir, debemos pagarlo entre todos los chilenos y no sólo entre quienes trabajan como empleados dependientes.
El pilar contributivo, que es donde las AFP participan en forma exclusiva, permite la sostenibilidad del sistema en el largo plazo, ya que como vimos antes, el financiamiento futuro de las pensiones no es posible lograrlo con un sistema de reparto. Lamentablemente, una parte importante de los trabajadores chilenos no tiene la obligación de cotizar, lo que claramente perjudica su pensión futura y sobrecarga el pilar solidario. Por otra parte, desde hace una década ya tenemos claro que, producto de los avances de la ciencia, nuestra esperanza de vida va aumentando y se debe contribuir más, ya que tendremos más años por delante y necesitamos tener más ahorros para poder vivirlos dignamente. Para eso, es necesario aumentar la tasa de cotización lo que debería ser de cargo del empleador y extender a los independientes la obligación de imponer.
El pilar voluntario permite a quienes pueden, aumentar sus ahorros para la jubilación, logrando así una mayor solvencia financiera para los años de retiro. Este pilar permite a quienes tienen ingresos superiores al tope imponible, cotizar por el total de su remuneración y no sólo por una parte de ella. En 1981 quienes tenían sueldos superiores al tope imponible era sólo un pequeño grupo de afiliados, hoy más del 10% de los cotizantes se encuentra subcotizando. Finalmente este pilar permite subir la tasa de cotización desde el 10% obligatorio, a mayores valores, como es el 15% recomendado por Habitat.
Rol de las AFP
El rol principal de las AFP es resguardar y multiplicar los ahorros que los chilenos generan cada mes. Ese rol lo hemos cumplido con éxito, la rentabilidad de los fondos de pensiones está dentro de las más altas de los países de la OCDE y ha superado ampliamente lo esperado: un 8,2% real anual entre 1981 y 2016. Sólo para ilustrar lo que eso significa, podemos decir que si a quienes cotizaron en el sistema antiguo en vez de recibir un bono de reconocimiento, les hubiesen depositado ese monto en su cuenta individual, quienes se pensionaron el 2015 en promedio tendrían pensiones 70% superiores a las efectivas. (100 UF en un Bono de Reconocimiento de 1981, con vencimiento este año, se han convertido en UF 395. Esas mismas UF 100 invertidas en 1981 en el fondo C, se han convertido en UF 1.586).
A pesar de ello, hemos visto que ese rol es necesario pero no suficiente. Debe existir una mayor cercanía entre la AFP y los afiliados, de manera de entender el sistema, sus beneficios y limitaciones, para lograr la mejor pensión posible de acuerdo a las capacidades de cada afiliado. Por otra parte, las comisiones cobradas por las AFP son inferiores a las cobradas en promedio por los países de la OCDE. La forma de cobro, una sola vez en la vida por cada depósito, las hace parecer altas. Una forma sencilla de verlas y compararlas con los demás países y con otros administradores de fondos es dividir las comisiones cobradas por las AFP por el saldo administrado. De ese ejercicio se concluye que ese valor es 0,6% y los países OCDE, pagan en promedio 0,8% por la administración de las pensiones.
Pensión promedio
Hemos escuchado insistentemente sobre el bajo monto de las pensiones promedio entregadas por las AFP y como se comparan con las del sistema antiguo. Comparar correctamente pensiones entre los sistemas es bastante difícil, pero si insistimos en hacerlo, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:
A diferencia del sistema de reparto, en el sistema actual la propiedad de los fondos es de cada uno de los afiliados. Lo que ellos contribuyen más la rentabilidad obtenida con esos recursos, está en una cuenta personal inembargable de cada afiliado. Al cumplir los requisitos para pensionarse, independientemente del monto que haya ahorrado, o del tiempo que haya cotizado, cada afiliado tiene derecho a recibir esos ahorros de vuelta en la forma de una pensión. Esto hace que las pensiones pagadas por este sistema no sean comparables con las del sistema antiguo, ya que tal como se mencionó anteriormente, en el sistema de reparto menos de la mitad de los cotizantes lograban recibir una pensión. En el sistema actual todos reciben sus fondos aportados y la rentabilidad obtenida por ellos.
Si queremos comparar ambas pensiones, a lo menos debemos hacer dos ajustes: el primero es incluir en el número de pensionados en el sistema antiguo a todos los que cotizaron y que al no cumplir con los requisitos su pensión es de $0, en forma simple, debemos dividir por dos el monto promedio ya que más de la mitad de los cotizantes del sistema antiguo se encuentra en esa situación, lo cual deja la pensión promedio del sistema antiguo en cerca de $100.000. Por otro lado, debemos considerar que esa gente cotizó más de 20% de su sueldo mientras que los que estaban en la AFP, sólo cotizaron el 10% más comisiones, es decir, cotizando el 20%, las pensiones de las AFP serían a lo menos un 50% superior, es decir, en promedio estarían cerca de $300.000, considerando a todos los afiliados, sin importar si han cotizado 40 años o un mes.
Para evitar hablar sobre percepciones, hemos revisado los datos de todos los que se han pensionado por vejez en los últimos años en Habitat y encontramos que:
Los hombres que han cotizado por 30 años o más, tienen pensiones en promedio superiores a los $650.000, representando una tasa de reemplazo neta del 77,2%.
En el caso de las mujeres dicho valor fue de $327.000, que representa una tasa de reemplazo del 41,5%.
Tal como lo hemos planteado desde hace muchos años, en la medida de lo posible, es necesario retrasar la edad de jubilación. La diferencia en la edad de jubilación explica en forma importante lo distinto que son las pensiones de hombres y mujeres.
Entendemos que los bajos montos de las pensiones en muchos casos son una realidad, sin embargo, es necesario comprender que estos valores tienen su origen en diversos factores que no están relacionados con la gestión de las AFP.
Propuestas de mejora del sistema actual
Nuestra visión y convicción nos lleva a plantear que el sistema mixto, con ahorro y cuentas de capitalización individuales, es el mejor sistema de pensiones para la realidad chilena; sin duda es perfectible, pero tenemos una base muy sólida. Esa misma estructura la han adoptado en los últimos años países como Dinamarca y Australia, que según los especialistas son dos de los tres países con mejores sistemas de pensiones del mundo.
El sistema requiere de permanentes ajustes que lo vayan mejorando en el tiempo. La Comisión Marcel, hace casi 10 años, hizo un claro y positivo diagnóstico del sistema y realizó propuestas para mejorarlo. Muchas de ellas fueron adoptadas e implementadas, pero otras que son muy relevantes para el largo plazo y que muchos países desarrollados han estado adoptando, como atrasar la edad de jubilación, subir el tope imponible o aumentar la tasa de cotización obligatoria, no son medidas populares pero si son políticas públicas responsables y lamentablemente los distintos gobiernos desde esa fecha no han tenido la voluntad política, ni la visión para implementarlas.
En Habitat estamos conscientes de las necesidades de mejora y desde hace muchos años venimos realizando propuestas de perfeccionamiento. El desafío es complejo ya que es necesario realizar hoy cambios que tendrán impactos dentro de 20 o más años, y no podemos seguir esperando ya que sólo agudiza el problema, aumentando naturalmente la molestia de la ciudadanía.
Esperamos que el debate público sobre cómo mejorar nuestro sistema previsional se realice con la máxima responsabilidad, seriedad y objetividad técnica y política ya que los cambios que se acuerden hoy a nivel político tendrán efecto en el largo plazo. Por lo tanto, es fundamental conducir ese debate con responsabilidad política para lograr acuerdos transversales que validen las propuestas que mejorarán en forma sostenible las pensiones de los chilenos. Aquí no está en juego una ideología o un sistema, sino la calidad de vida de las personas una vez que nos retiramos de la vida activa. Ese y no otro, debe ser el norte de las discusiones.
Eso es todo. Que méritos y falacias tienen los argumentos expuestos por la empresa y que impacto tendrán en el debate de las AFP? Discutan!
submitted by Suecotero to chile [link] [comments]


2016.07.18 13:30 EDUARDOMOLINA Sueño o pesadilla de una noche de verano. Precariedad, devaluación salarial, imposición de la voluntad empresarial, cuatro años más del Partido Popular; cuatro años más de las políticas que ya conocemos.

http://www.infolibre.es/noticias/luces_rojas/2016/07/04/sueno_pesadilla_una_noche_verano_52045_1121.html
"A 10 días de la celebración de las elecciones generales, todavía no sabemos quién va a gobernar España y, por tanto, cuáles serán las políticas futuras que modelen las vidas de los ciudadanos de nuestro país. De los resultados electorales parece desprenderse una especie de fatalidad que se oye por todos los rincones progresistas: cuatro años más del Partido Popular; cuatro años más de las políticas que ya conocemos. Como en el sueño de una noche de verano, Hermia obligada a casarse con Demetrio.
Pero hubiera podido (¿todavía puede?) ser de otro modo. Como en la hermosa fábula de Shakespeare, Hermia puede romper el destino y casarse con Lisandro. ¿Y nosotros?
España tiene casi 4,8 millones de personas en situación de desempleo y una tasa de paro del 21% (la segunda más alta de la Unión Europea). Hay dos colectivos que han sufrido con especial intensidad los devastadores efectos de la crisis económica y de las políticas puestas en práctica para afrontar la misma. Tenemos, por un lado, casi 1,3 millones de menores de 30 años en situación de desempleo y la segunda tasa de desempleo juvenil (45,3%) más alta de toda la Unión Europea (sólo nos supera Grecia). Por otro lado está el colectivo de los desempleados mayores de 50 años, más de 1,1 millones de personas en las que casi nadie repara en el debate público. Completan esta radiografía del paro los casi 2,5 millones de mujeres en situación de desempleo, las más de 2 millones de personas que llevan dos o más años en dicha situación y los más de 719.000 hogares en que no se percibe ninguna renta.
Las políticas del Partido Popular respecto de las personas en situación de desempleo ya las conocemos. Recortes de las inversiones en políticas activas de empleo; recortes de las inversiones en protección por desempleo y drástico descenso del número de personas con protección; fracaso en la puesta en marcha del Plan de Garantía Juvenil para afrontar el paro de los menores de 30 años; falta de respuesta frente al paro de las personas mayores de 50 años y de las mujeres; fiasco absoluto en la aplicación del Programa Extraordinario de Activación para el Empleo para parados sin ingresos; y extensión del riesgo de pobreza hasta el 22% de la población.
¿De verdad que es éste el destino que queremos? Frente a ello, pueden y deben duplicarse las inversiones en políticas activas que mejoren la formación y, en general, las oportunidades de encontrar un nuevo empleo; hacer planes de choque específicos que reparen la situación de bloqueo de los jóvenes sin trabajo y sin titulación de ESO; poner en marcha "empleos de transición" para devolver a los parados de larga duración la oportunidad de trabajar; afrontar con políticas de igualdad la brecha entre mujeres y hombres en el acceso y permanencia en el empleo; elaborar una estrategia para el empleo de las personas de más edad y recuperar el subsidio por desempleo para mayores de 52 años; e inyectar una renta mínima en todos los hogares que carecen de ella. Todo esto no es el sueño de una noche de verano. Es perfectamente factible. Basta con querer romper el destino que parece aguardarnos.
Contamos, de otra parte, con casi 15 millones de asalariados, pero se ha incrustado un modelo de relaciones laborales que tiene la precariedad y los bajos salarios como señas de identidad. Uno de cada cuatro trabajadores de nuestro país tiene un contrato temporal. Nuestra tasa de temporalidad es del 25%, la segunda más alta de toda la Unión Europea (sólo está por encima de nosotros Polonia), y justo el doble de la tasa media de temporalidad del 12,4% de los países de la zona euro. Nueve de cada diez contratos de trabajo que se firman en nuestro país son temporales y una gran mayoría de ellos, además, a tiempo parcial. De hecho, desde que gobierna el Partido Popular, se ha incrementado notablemente el número de asalariados con contrato temporal y a tiempo parcial, alcanzando hoy esta doble precariedad la cifra record de más de 1,1 millones de trabajadores. Por otro lado, la duración de los contratos temporales se ha rebajado hasta 53 días de media al año y uno de cada cuatro dura menos de una semana.
A lo anterior se suma una bajada de salarios (coste laboral unitario real) del 5,7% y una cifra de salario mínimo interprofesional de las más bajas de Europa (756 euros/mes, por 12 pagas, frente a 1.457 de Francia, 1.473 de Alemania o 1.501 de Bélgica) . Lo que hace que el 45% de la población asalariada tenga hoy salarios por debajo de dos veces el salario mínimo interprofesional (con un alto 13% de asalariados con salarios por debajo de una vez el salario mínimo interprofesional). Además de estar repuntando la brecha salarial entre mujeres y hombres, haber bajado considerablemente el número de asalariados cubiertos por convenio colectivo y haber ascendido hasta el 15% el número de trabajadores en riesgo de pobreza.
Y la pregunta es ¿estamos condenados a seguir así? Ya conocemos cuál es la ideología de las relaciones laborales del Partido Popular. Precariedad, devaluación salarial, imposición de la voluntad empresarial, caída de la negociación colectiva y descrédito de las organizaciones sindicales y empresariales.
Pero hay otra política laboral posible. Unas relaciones laborales edificadas sobre la base del equilibrio de poder de trabajadores y empresarios, el diálogo y los consensos. Un sistema productivo construido de unos "con" otros y no de unos "contra" otros. Audacia y simplificación en la definición de las modalidades de contratación y justa utilización de la Inspección de Trabajo; subida del salario mínimo interprofesional; recuperación del pulso y la capacidad de distribución primaria de la negociación colectiva; y fortalecimiento y autonomía financiera de las organizaciones de representación de trabajadores y empresarios. Eso y empezar a poner las bases de un nuevo modelo de relaciones laborales que afronte los innumerables retos de la digitalización de la economía sobre las instituciones del Derecho del Trabajo y su impacto sobre las condiciones en que viven y trabajan los asalariados y los autónomos. Tampoco esto es el sueño de una noche de verano. Es un modelo de relaciones laborales moderno, dinámico y perfectamente homologable en términos de productividad y competitividad al existente en los países de nuestro entorno. Basta con romper con la fatalidad que nos invade y ponerle voluntad política para hacerlo realidad.
Finalmente tenemos más de 8,5 millones de pensionistas (y pagamos 9,4 millones de pensiones). Desde que gobierna el PP la subida de las pensiones ha dejado de estar vinculada al mantenimiento del poder adquisitivo y se ha abandonado la política de subida por encima del IPC de las pensiones mínimas, que tanto beneficia a las mujeres, principales perceptoras de las mismas. A cambio, las pensiones han subido un raquítico 3,75%, que no ha llegado siquiera a compensar las consecuencias que para los pensionistas ha tenido el desembolso del copago farmacéutico.
Con todo, lo peor es que apenas llega dinero a la caja de las pensiones. Una política laboral, como la del PP, basada en la precariedad y los bajos salarios, sumada a una política de empleo centrada en la reducción de cotizaciones a los empresarios, tiene su fiel correlato en el empobrecimiento de la recaudación de la Seguridad Social. Los datos del último año (marzo 2015/marzo 2016) son bien elocuentes: el número de cotizantes creció un 2,73% mientras la recaudación lo hacía el 1,94%. Entre enero y marzo de este año las cosas siguen igual, la recaudación por cotizaciones ha crecido un 1,94% en tanto que el gasto en pensiones lo ha hecho en un 3,22%.
Así las cosas existe una excusa perfecta para "asaltar" el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Después de tres años de dura crisis, a la altura de 2011, la hucha de las pensiones tenía 70.000 millones de euros en su haber. Hoy, tras la última "saca" de 8.700 millones de euros, hecha la pasada semana con nocturnidad y falta de transparencia, el Fondo de Reserva está en poco más de 25.000 millones de euros. De seguir con este ritmo, tendrá razón la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) en su pronóstico de alcanzar los cero uros en el Fondo de Reserva en 2017. Pero, sobre todo, tendrán razón quienes temen por la sostenibilidad del sistema y su capacidad para proporcionar, con base en los menguantes ingresos que está teniendo, pensiones dignas a la generación del baby boom que pronto empezará a jubilarse.
Nuevamente la pregunta es si todo tiene que continuar de este modo. Ya conocemos la base ideológica de las reformas de pensiones del Partido Popular. La ruptura de los consensos básicos habidos en el Pacto de Toledo en torno a nuestro sistema de protección social y la reducción de prestaciones hasta ese mínimo que haga poco menos que imprescindible, a fin de percibir una pensión razonable, una entrada de los seguros privados en el sistema de pensiones. Pero esto no tiene por qué ser de esta forma. También cabe recuperar el consenso político y social sobre qué modelo de protección social merecemos como sociedad; garantizar el poder de compra de las pensiones y financiar con impuestos específicos las pensiones del futuro; así como erradicar las diferencias de pensión entre mujeres y hombres que hoy empobrecen a las primeras; y crear instrumentos que permitan a los más jóvenes acceder a una pensión digna dentro del sistema público. No es ningún sueño de una noche de verano. Es una política perfectamente realizable si rompemos el destino que parece aguardarnos.
Hermia y Lisandro huyeron al bosque del amor no correspondido para escapar del destino que les esperaba. ¿Podremos escapar nosotros? Ojalá, porque, en otro caso, el sueño de una noche de verano será solamente una pesadilla."
Luz Rodríguez (Valladolid, 1964) es colaboradora de Luces Rojas, la sección de análisis político de infoLibre. Rodríguez es profesora titular de Derecho del Trabajo en la Universidad de Castilla-La Mancha, miembro de la Ejecutiva del PSOE y exsecretaria de Estado de Empleo (2010-2
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.04 12:07 EDUARDOMOLINA Nuevos impuestos o la Seguridad Social quebrará. Solo con nuevas formas impositivas, por ejemplo, sobre el sector financiero, o impuestos específicos que recaigan en las rentas más altas que son las que pueden ahorrar, será viable la financiación del sistema público de pensiones.

Por Alejandro Inurrieta
http://iniciativadebate.org/2016/06/02/nuevos-impuestos-o-la-seguridad-social-quebrara/
"El debate estrella de esta campaña electoral, pero también en el futuro inmediato será, sin duda, el futuro de la Seguridad Social. No hay que olvidar que el Fondo de Reserva está próximo a ser vaciado, algo que estaba previsto, aunque más adelante, por lo que necesitaremos fuentes de financiación alternativa si queremos seguir pagando las pensiones a nuestros mayores, especialmente las pagas extras.
La realidad actuarial del sistema público de pensiones sí que cumple la profecía autocumplida que llevan años lanzando los enemigos del sistema público: el sistema no es sostenible, algo en lo que coinciden los liberales más acérrimos, como personajes como Corcuera, tan de moda ahora para los medios de comunicación del espectro de la derecha y extrema derecha. Es decir, si tenemos en cuenta la pirámide de población y las expectativas de empleo, salarios y nuevos pensionistas, nos encontramos con un agujero patrimonial que se puede cuantificar en unos 17.000 millones de euros anuales, de forma estructural. Es decir, aquellos que siguen defendiendo el empleo precario y la deflación salarial, son los mismos que anuncian que es necesario hacerse un plan de pensiones privado, para así perder el escaso ahorro que algunos pueden atesorar tras pagar todas las facturas y comprarse la vivienda principal.
Un ejemplo lo tenemos en el año 2015, año en el que el empleo creció a un ritmo del 3%, según las estadísticas oficiales, pero la recaudación apenas se elevó en 300 millones de euros, lo cual revela la escasa sensibilidad de los ingresos por cuotas, al nuevo empleo que se crea. Esto tiene que ver, además, con la cada vez más plausible situación a futuro, que es el fin del mal llamado pleno empleo. La globalización económica, el proceso de declive industrial y el aumento de la inestabilidad en los servicios han dado lugar a profundos cambios en las estructuras del mercado de trabajo. Las pautas de empleo contemporáneo favorecen, por un lado, el crecimiento de ocupaciones profesionales y de alta cualificación, y por otro, el de trabajos precarizados y escasamente cualificados. En consecuencia, se ha producido una progresiva polarización entre las personas cualificadas y no cualificadas dentro de la segmentación de los distintos mercados de trabajo. Estos procesos han afectado principalmente a sectores urbanos e industriales. Por tanto, ya no se puede decir alegremente que solo con crecimiento y empleo, el sistema de pensiones será sostenible a medio y largo plazo.
El fin del pleno empleo y el desempleo masivo entre algunos sectores sociales han presionado sobre los sistemas de protección social, en general muy debilitados por las políticas de oferta impuestas por los grandes ideólogos: Reagan y Tatcher. Los estados del bienestar se han enfrentado al dilema de ofrecer una protección social igualitaria, basada en altas contribuciones, o incentivar la creación de empleo rebajando la presión impositiva. Ello ha otorgado al sistema asistencial mayor protagonismo para dar respuesta a las necesidades de quienes no trabajan estando en edad de hacerlo y están afectados por los cambios del mercado de trabajo y de las pautas familiares, creándose el caldo de cultivo social para el establecimiento de alguna fórmula de renta universal.
A la falta de sintonía con los nuevos sectores necesitados, hay que unir el brusco recorte y la orientación disciplinaria que han experimentado las políticas sociales tras la crisis fiscal de los estados occidentales y la influencia de los planteamientos neoliberales. En su mayor parte, la argumentación crítica neoliberal ha mantenido que las estructuras del bienestar son ineficaces para la dinamización del empleo y desincentivan la búsqueda activa de empleo. No hay que olvidar los mecanismos llevados a cabo en España, con un recorte de la cuantía y la longitud de las prestaciones contributivas, bajo el argumento de que eso activa la búsqueda de trabajo y no permite la relajación de los parados a la hora de tratar activamente de encontrar un puesto de trabajo. A pesar de haber tenido un éxito limitado, las propuestas de recorte han impregnado los discursos: privatización de los sistemas de protección, flexibilización de las cargas laborales y orientación de las prestaciones hacia necesidades específicas.
Con el fin del pleno empleo y la rebaja de las contribuciones, tanto, de hecho, como de facto a través de la deflación salarial, y sin solución a corto plazo de la pirámide poblacional, solo queda pensar en formulas impositivas específicas para financiar el desfase entre ingresos y gastos en el sistema público de pensiones. Una vez se desgajó de la Seguridad Social de la financiación de la sanidad, queda pendiente, como primer paso, una nueva separación de fuentes de financiación. Por ejemplo, las pensiones de viudedad, orfandad y los complementos a mínimos deberían salir de la caja única y pasar a ser financiadas por impuestos, como hacen otros sistemas. Pero, además, como ha propuesto con acierto el PSOE, urge la creación de figuras impositivas específicas y finalistas que financien el sistema público de pensiones, como tienen los franceses. En Francia, existen contribuciones especiales que gravan diferentes servicios y actividades, como el propio sistema financiero, que sirven para sufragar de forma específica el sistema público de pensiones. Gracias a esto y a una política de natalidad estructural, Francia decida al pago de pensiones más del 13% del PIB, lo cual se explica también porque tienen una edad de jubilación más temprana.
El gasto total en pensiones ha venido creciendo de forma notable durante los últimos años en España, a pesar de las continuas medidas de control del gasto que han llevado a cabo, tanto los gobiernos de Zapatero, como los de Rajoy. Las últimas cifras, en datos homogéneos SEEPROS, indican que España dedica casi un 11% del PIB al pago de pensiones, y en las proyecciones de la CE, este gasto podría llegar al 14%, superior a la media de la UE-27. Esta presión del gasto, y los problemas de ingresos, seguirán presionando a los diferentes gobiernos para mantener la política de recorte de la pensión media, y de la elevación de la edad de jubilación. Ahondando aún más, las cotizaciones sociales han perdido peso respecto al PIB (-0,45%). Esto se debe a que la cotización media ha bajado más que la productividad por afiliado (-0,05%).
En resumen, solo con nuevas formas impositivas, por ejemplo, sobre el sector financiero (transacciones financieras o alguna figura similar), o impuestos específicos que recaigan en las rentas más altas que son las que pueden ahorrar, será viable la financiación del sistema público de pensiones. El basar toda la esperanza en el empleo y el crecimiento, como el PP y Ciudadanos, solo buscan engañar a la población y no entrar en el verdadero problema. A largo plazo, las políticas de natalidad y la inmigración pueden remediar el grave problema de sostenibilidad. Por el otro lado, también se puede reducir la esperanza de vida, minando el sistema público de salud, elevando el copago farmacéutico y de dependencia a los percentiles de renta más bajos. Tal vez, en eso estén pensando algunos."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2014.10.22 16:36 JMSAN La casta, o la ética y la Renta Básica.

Se habla y se contrapone el estado de bienestar contra la Renta Básica y nos olvidamos de que es lo mismo, ambas van en la misma dirección.
No se trata de buscar división, entre candidaturas, sino en definir lo que queremos.
En economía y en política:** “El cómo se dice”**, importa más que lo que realmente se dice, esto no es menos para la Renta Básica.
La Renta Básica es un proceso, un proceso que como no puede ser de otra manera ha defendido Podemos en las elecciones Europeas y que se debe de identificar con Podemos.
Como proceso nadie puede pretender que se alcance en una legislatura, Pero lo que sí que se puede hacer es tomar medidas para que la Renta Básica sea una realidad y que esas medidas no vayan en contra o perjudiquen aún más su implantación.
Lo que demuestra Podemos es que tenemos ética, y lo que ha demostrado la casta es que en ningún momento la han tenido. Si tuviéramos que valorar el trabajo realizado por el parlamento en las dos últimas legislaturas la nota no superaría un 3 por no ponerles un 0 patatero.
En la seguridad vial se ha avanzado muchísimo en este país, pero no en otros ámbitos más importantes como la economía y la justicia.
Y la Renta Básica significa justicia económica,
*¿Qué es la justicia económica? *
De nada sirve crear un estado de bienestar si se deja a la mitad de la ciudadanía sin recursos. No se pueden crear puestos públicos de 2000 euros/mes y dejar a personas que no tienen trabajo sin ingresos. Un puesto de trabajo da para 4 rentas básicas, el coste económico es el mismo pero el beneficio social de la renta básica es mayor. Podemos hablar de costes, enviar un niño que su madre no lo puede atender a un Orfanato puede suponer un coste 3000 euros /mes otorgarle una renta básica a una madre o ayudar a una familia para que lo acoja no llega a 800.
Se habla de crear guarderías, planteémonos, que alguien que tiene título de puericultora pueda hacerse cargo de cuidar a 4 o 5 niños, la RB y en Francia eso lo permiten. Aquí se defiende la concertación a través de empresas privadas.
¿Qué estado de bienestar queremos?
La hucha de las pensiones se está vaciando porque se ha prejubilado a más de 30.000 personas de la banca con jubilaciones de 2400 Euros. No quiero criticar a quien ha cotizado por ello y se puedan merecer las mismas respecto a la ley, máxime cuando yo defendería que todos pudiéramos acceder a ellas. Pero es justo que unos se vayan con ese dineral y aquellos que se despiden con 54 años no solo se vayan al paro sino que pierdan gran parte de su pensión aunque lleven 30 años cotizados.
Que justicia económica brinda el actual estado de bienestar, una muy injusta ya sin incluir los de la casta que cotizan solo 8 años para irse con la pensión máxima. ¿Qué clase de leyes y ética tenemos? No se puede criticar la Renta Básica por el supuesto coste de la financiación, pues se trata de una redistribución de la renta que no se financia sino que se crea un sistema fiscal redistributivo, en donde impere la justicia económica.
Pues la Renta Básica otorga una libertad que no la permite sus propuestas de estado de bienestar, además introduce mejoras al permitir la libertad individual.
Revindicar cada cual según su necesidad para que cada cual aporte, según su capacidad, no está en contraposición con la Renta Básica.
La Renta Básica no discrimina, todo lo contrario permite cubrir las necesidades básicas, no las especiales (dependencia, etc.), que para eso debería de estar el estado de bienestar que se está desmantelando. Pero otorga la igualdad de oportunidades para que cada uno aporte según su capacidad.
Condiciones que no se dan con propuestas de mejorar el estado de bienestar, pues quien no tiene recursos se encuentra a expensas de la caridad y por ende de los demás.
Me gustaría incidir en él porque hoy no funcionan ni las políticas pseudo Keynesianas que proponen los que defienden mejorar el estado de bienestar, ni las políticas de reducción de impuestos que proponen los señores de la FAES.
En la época del Sr. Keynes y en los años 50 estas políticas funcionaban porque si se construía una carretera, se empleaba a mucha gente y el dinero llegaba a los ciudadanos por lo que estos con su trabajo recibían un salario y el consumo hacia el resto. Hoy en día si se hace una carretera, una investigación o lo que se quiera hacer nos encontramos con dos problemas el primero es la especialización y el alto coste que requiere. Es decir por factores tecnológicos y la inversión requiere mucho dinero y el segundo es que estas inversiones afecta y beneficia a muy poca gente, pues la tecnología hace que no se utilicen a tantas personas por lo que el dinero no llega a los ciudadanos y por lo tanto la economía no se mueve.
Como ese dinero queda en manos de los constructores 65% de beneficios industrial. ahora como ya casi no se puede construir más intentan entrar a través de los servicios, privatización de la sanidad, agua, concesiones municipales de basuras, colegios guarderías y todo lo social posible, etc, etc..
A mi no me sirve una guardería si no tengo trabajo ni puedo consumir. Prefiero en la medida de lo posible cuidar de mi propio hijo.
La política de la FAES, reducir impuestos pudo funcionar mientras hubo especulación urbanística, la gente tenía más dinero pues se endeudaba y había superávit supuestamente consume más o crea negocios. En una economía en recesión si se devuelve el dinero vía impuestos ese dinero no se invierte, al igual que los bancos no prestan. No se invierte porque solo unos pocos tienen dinero y no lo van a invertir cuando la mayoría de la gente está sin recursos, por lo que no generara beneficios. Si no se invierte y no se gasta la economía no se mueve.
Un ejemplo de esas políticas y aunque haya supuesto un avance eximir a las mujeres trabajadoras con 1200 euros por cada niño menor de 3 años en el IRPF es una injusticia económica con respecto a aquellas que no trabajan. La Renta básica es todo lo contrario, supondría en este caso, darle 1200 euros a cada madre, independientemente de si trabaja o no.
El dinero que se encuentra en manos de unos pocos no se reintegra en la economía por lo que ninguna de las dos recetas que proponen funciona. Lo que si haría la Renta básica al otorgarles dignidad a las personas, y permitir que aquellos que no tienen ningún ingreso al menos tengan una Renta Básica.
La Renta Básica si aporta un cambio de paradigma pues se da un dinero a quien no tiene posibilidad de obtenerlo por ningún medio, Un dinero que le permite trabaja subsistir y realizarse. Que mantiene el consumo e integra socialmente a las personas.
Por ello es muy importante desarrollar medidas que vayan en la dirección de la renta básica y que aporten justicia ecónomica a la sociedad evitando la doble moral. Y podemos decir que la Renta Básica posibilita y supone un estado de bienestar más económico y más eficiente que el que proponen el resto de economistas y de formaciones políticas.
Hay formaciones que defienden el reparto del trabajo y ni siquiera reparan en lo más simple de la problemática laboral. Los costes ocultos que tiene el empleo en este país y que imposibilita el reparto del mismo y favorece la explotación.
El simple hecho de que las cotizaciones a la seguridad social supongan más del 50% del coste de un empleo de 800 Euros y que lo pague la empresa y no se incluya en el sueldo del trabajador, es el origen de una explotación laboral que hace que no se comprenda la Renta Básica y provoca que los trabajadores acepten el chantaje de hacer más horas pues supone una estafa a la sociedad.
Estas son leyes que permiten la doble moral y que por ende si se computaran los ingresos de la Seguridad social, nos daríamos cuenta de que no existe progresividad fiscal con el actual sistema tributario en él IRPF. Así tenemos que la Banca ha expulsado a 60.0000 empleos pero los empleados hacen horas demás por más de 30.000 empleos según los sindicatos y eso que estamos hablando de uno de los sectores con mejores condiciones laborales de este país, no quiero pensar lo que pasa en el resto de sectores.
Quien cobra 426 Euros no puede trabajar, ni hacer una hora, pues depende de esos ingresos para sobrevivir como no le llega se ve abocado al trabajo en negro. Estas son leyes que permiten la doble moral. Pues si alguien lo necesita y la ley no se lo otorga se entiende de justicia el incumplimiento y por ende provoca que las leyes no se cumplan. Ni que decir tiene todas las leyes que se han realizado para beneficiar expresamente a sectores como las eléctricas y sus Lobbies. La ética consiste en realizar leyes que se cumplan por todos los ciudadanos y no den cabida a una doble moral. Si se persiguiera a los defraudadores como se hace a los infractores de la seguridad vial, estaríamos hablando de ética política, cosa que carece el actual gobierno. .
Podemos no solo representa una nueva forma de hacer política sino que debe de representar ese cambio social que promueve la Renta Básica.
Este país ha hecho grandes cosas y Podemos nos da la Ilusión de que entre todos se pueden hacer grandes cosas.
submitted by JMSAN to podemos [link] [comments]


•ℕℂ ℝℕ  LA MEZCALERA •AGENCIA RENUEVA  BODY PAINT & BODY ART. •AGENCIA RENUEVA  SUPERCOLCHONES •AGENCIA RENUEVA  TEQUILA SANJOSE Salud y Ejercicios - YouTube LOS BONDADOSOS - UN BESITO PORQUE NOS QUEREMOS - VIDEO OFICIAL ¡Queremos seguir disfrutando de nuestra ciudad! Por eso #BogotáSeQuedaEnCasa Alternativas de recarga clientes Prepago

Kleen Earth

  1. •ℕℂ ℝℕ LA MEZCALERA
  2. •AGENCIA RENUEVA BODY PAINT & BODY ART.
  3. •AGENCIA RENUEVA SUPERCOLCHONES
  4. •AGENCIA RENUEVA TEQUILA SANJOSE
  5. Salud y Ejercicios - YouTube
  6. LOS BONDADOSOS - UN BESITO PORQUE NOS QUEREMOS - VIDEO OFICIAL
  7. ¡Queremos seguir disfrutando de nuestra ciudad! Por eso #BogotáSeQuedaEnCasa
  8. Alternativas de recarga clientes Prepago
  9. ¡Vamos al futuro!

¡Queremos seguir disfrutando de nuestra ciudad! Por eso #BogotáSeQuedaEnCasa 🏡 ... Cuidémonos y protejamos la salud de las personas que nos rodean, juntos podemos superar estas amenazas • Somos una agencia de publicidad enfocados en el desarrollo de estrategias de comunicación que brinden resultados tangibles a nuestros clientes. Más que un ... 50+ videos Play all Mix - LOS BONDADOSOS - UN BESITO PORQUE NOS QUEREMOS - VIDEO OFICIAL YouTube Los Bondadosos 'Perdoname Mama & Hoy Te Quiero Tanto Tanto' Niles, IL. 5/10/2015 - Duration: 8:23 ... Nuestros valores y trabajo nos definen, por eso actuamos con la mayor honestidad y profesionalidad, trabajando por proyectos y dando las mejores ventajas en precio/calidad a todos los clientes. By ... A nosotros no nos define el pasado. Por eso queremos que nos acompañes a conocer el futuro que queremos construir de la mano de la mejor tecnología. ¡Vamos a... Nos quedamos en casa contigo. Y por eso, te queremos facilitar todas las alternativas de pago que tienes para que no te muevas de tu hogar. Si eres cliente Prepago, ¡mira! #QuedateEnCasa. Nuestros valores y trabajo nos definen, por eso actuamos con la mayor honestidad y profesionalidad, trabajando por proyectos y dando las mejores ventajas en precio/calidad a todos los clientes. By ... Vídeos para ayudarte con la salud, porque cuidarse es importante en todos los aspectos ¿́ ? • Somos una agencia de publicidad enfocados en el desarrollo de estrategias de comunicación que brinden resultados tangibles a nuestros clientes. Más que un proveedor somos un verdadero ...